jueves, 23 de febrero de 2012

Mi primera foto




Por razones evidentes no se trata de mi primer recuerdo, tema para largas consideraciones futuras, pero sí de la primera vez que mi imagen quedó fijada por la cámara que gobernaba la mirada probablemente de mi tío Garrido y su escaso acierto con la velocidad de obturación, o bien pudiera ser con el diafragma o acaso simplemente con el pulso, el equilibrio perdido por un roce inoportuno, la falta de luz o cualquier otro detalle técnico o circunstancial que desconozco y en nada obstaculiza el título hoy otorgado y que se mezcla con el recuerdo de haber oído que quien me sostiene en brazos era mi tía Plácida, su mujer. La localización y ciertos detalles del atrezzo son en cambio inequívocos pero laterales al asunto central, y probablemente se llenarán de contenido por contraste, pues esta primera foto como cualquier otra, como un suceso, un objeto, una palabra, tiene un sentido en sí misma, pero no su sentido completo, pues solo lo adquiere situandola junto a otras instantáneas de ese día, o de otras, de momentos anteriores o no, que compartan su esencia de primicia, y para darle ese sentido, nunca final, siempre construido serían necesarias otras primeras fotos, las suyas. 

7 comentarios:

Alto Sil dijo...

¿Y la escopeta? ¿O es una escoba?

Carlos de Sebastián dijo...

A mí también me pareció una escopeta, pero debe ser una escoba. Haber había escopeta en casa, para la caza menor, pero no creo que Plácida la tocara.

Cesteiro dijo...

Pa lu anubrau que ta, vaya sumbreiru que te mangaron. jejeje..

don Gerardo de Suecia dijo...

Un artículo interesante! Voy a leer más en este blog más tarde.
Bienvenido a mi blog don Gerardo de Suecia en esta dirección:
http://turbeng.wordpress.com/
(Allí puede darme consejos de que hacer con vecinos
que pasan mi seto andando, en bicicleta y en coche..).

Jose de Mingo dijo...

Ya veo que tanto a usted como a mi gustaban vestirnos de pequeños con sombrero, aunque a mi me ponían uno de dimensiones más reducidas para, supongo, protegernos del sol.
Es una lástima que la foto no tenga la calidad deseada, máxime cuando se trata de la primera en la que uno se ve retratado, pero al menos ha quedado constancia de cómo se las "gastaba" el protagonista.

Anónimo dijo...

ME A GUSTADO VER ESA FOTO,Y VER QUE HABLABAS DE MIS TIOS TAMBIEN

Anónimo dijo...

hola le enseñe la foto y tu blog a mis primas que tambien son las hijas de los que hablas en el comentario de la foto les gusto y se emocionaron gracias

Entradas por fechas