miércoles, 21 de octubre de 2009

"La Inesperada": muerte de un minero en Zarréu.

No sabemos si tenía 30, 34 o 35 años (fechas extraídas de diferentes medios), no lo conocíamos, no era de Degaña, pero sí podemos escribir su nombre: Gerardo Fernández Rubio. Quedó sepultado por toneladas de carbón en la capa «La inesperada». "Gerardo Fernández Rubio llevaba quince días trabajando en el Plano Inclinado de Cerredo, una mina a la que había sido trasladado desde la explotación canguesa conocida como El Patatero, también propiedad de Victorino Alonso. En Cerredo prestan servicios unos 400 trabajadores y es habitual este trasvase de personal desde Cangas" apuntaba en la Nueva España, P. Rodríguez. Nuestras condolencias a todos aquellos para quienes su ausencia es vivida con dolor o pena.

4 comentarios:

Jose de Mingo dijo...

Yo no conocía a Gerardo, pero desde la distancia quiero transmitir mi más sentido pésame para toda su familia, sus allegados y compañeros de trabajo. Y especialmente para el hijo de 4 años que ya no podrá jugar más con su padre. Que descanse en paz.

Alto Sil dijo...

En San Romano de Arbas sólo hay una familia, a la que pertenecía este minero, y a algunos de cuyos parientes he visto alguna vez. Estas noticias son siempre terribles, pero parecen aún más cuando ocurren cerca.

Anelis dijo...

La verdad que la muerte de un minero siempre es inesperada,aunque siempre como mujer estás temblando que te llamen para decirte algo malo. Yo quiero escribir lo que siempre me pasaba a mí, todos los días cuando le daba un beso a mi marido y lo veía salir por la puerta siempre, siempre me repetía lo mismo a mi misma y era DIOS ¡LO VOLVERÉ A VER ENTRAR BIÉN ! Para mi mente era un suplicio tanto que duráte 16 años no conseguí quedarme embarazada, y cual sería nuestra sorpresa que a los cuatro meses de que mi marido se prejubilara me quedé embarazada y ahora gracias a dios tengo un niño y una niña. Yose que esto no tiene mucho que ver pero lo que quiero decir es que la mina no solo es mala para vosotros los que le arrancáis el carbón , sino que para las mujeres, las madres, abuelas etc, etc.tambien llega a desesperarnos. MI apoyo y mis condolencias a toda la Familia de Gerardo y sobre todo a las mujeres que estaban a su lado callada y silencisamente quizás esperando lo inesperado un beso

eminosuke dijo...

Jose y A. Sil: Totalmente de acuerdo;¿quién de estos valles no tiene a un familiar o amigo entre las víctimas de la mina?
Anelis: !bienvenida! comentarios como el suyo, de sus vivencias, enriquecen las entradas y aportan nuevas dimensiones a las reflexiones propuestas. Gracias.

Entradas por fechas