martes, 27 de noviembre de 2007
























Aquí naciste tú y tantos otros, en un mes de fríos y nevadas de las de antes. Escucho tus palabras que hablaban de la nieve acumulada por la ventisca frente al portón y que te habría impedido salir de casa si no fuera por esas vacas sedientas que hacían la huelga para ir a beber a la fuente cercana. Nieve que solo te impidió llegar en bicicleta cinco minutos tarde a la mina en que trabajabas, pero que supusieron la pérdida de esa paga por producitividad al encontrarte con un vigilante inhumano y servil que os envió de vuelta a casa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

42°56'28.40"N 6°34'33.45"W

Bashô dijo...

Se ha posado
sobre la rama seca un cuervo.
Otoño, tarde.

Entradas por fechas